No a los Combustibles Fósiles

Activismo de Oleoductos y Principios de Estrategia

Introducción

¿Qué distingue a las acciones más efectivas de las demás? ¿Por qué algunas campañas logran el éxito mientras otras fracasan?

Durante mucho tiempo, historiadores militares han estudiado estas preguntas en el contexto de la guerra. Debemos de aprender de sus respuestas, sobre todo porque en la guerra para defender nuestro ambiente, casi siempre perdemos. Al considerar los principios estratégicos y tácticos, podemos entender mejor las campañas recientes contra los oleoductos: las acciones directas de los activistas que cierran válvulas de flujo en oleoductos y gasoductos, el ecosabotaje de Ruby Montoya y Jesica Reznicek y dos acercamientos del movimiento #NoDAPL (protesta estática y manifestaciones móviles). Esta tabla muestra su efectividad material, medida por el tiempo y dinero invertido y los barriles de petróleo que lograron detener:

Retorno de inversión: barriles de petróleo detenidos por persona por mes y barriles detenidos por dólar
Mantén el cursor encima de los títulos subrayados para obtener explicaciones

Quien Objetivo Táctica Barriles detenidos Persona mes BD/p-m Dinero BD/$
Activistas que cierran válvulas de flujo Oleoductos de arenas bituminosas Desobediencia Civil 0.75 millones ~35 21,400 $12-$14,000 58
#NoDAPL Oleoducto DAPL Desobediencia Civil 45 millones > 15,000 < 3000 > $20 millones < 2.25
Ruby y Jessica DAPL Ecosabotaje 30 millones 10 3,000,000 ~$3000 10,000

Lee nuestra comparación de estas campañas: Activismo de Oleodcutos y Principios de Estrategia

(Si no estás familiarizado con ninguno de estos esfuerzos, da click en los nombres para leer sus perfiles.)

¿Por qué los activistas que cierran válvulas de flujo fueron 8 veces más eficientes que #NoDAPL? ¿Cómo Ruby y Jessica lograron ser 1000 veces más efectivas? Dos razones principales: iniciativa y duración de las acciones.

Iniciativa, Sorpresa y Fuerza Relativa

El éxito depende de estos tres principios de estrategia y táctica fuertemente interconectados. Ir a la ofensiva permite a los activistas la opción del cuándo, dónde y cómo actuar. Con esta libertad, incluso un grupo pequeño es capaz de concentrar su personal donde el enemigo sea más débil, logrando una fortaleza relativa por cada acción. Además, la sorpresa es una ventaja poderosa que permite el éxito incluso cuando se dispone de recursos limitados.

Los manifestantes que establecen un territorio se ponen a sí mismo a merced de la policía, sacrificando la iniciativa y sorpresa. A principios de la lucha en Standing Rock, los protectores de agua viajaron en caravana para interrumpir los sitios de construcción a distancias de hasta 150 km. Aunque la compañía Energy Transfer Partners y la policía podían anticipar esta táctica, no podían predecir con precisión los destinos de las caravanas, así que no podían defenderse contra las acciones sorpresa. Por lo tanto, los protectores lograron una superioridad local en fuerza, clausurando sitio por sitio. El Levantamiento de Mississippi empeló de forma similar las clausuras sorpresa.

En contraste, a pocos días del establecimiento del campamento opositor, Treaty Camp, situado directamente en el camino del oleoducto, una fuerza policial mayor pudo agruparse. En ese momento, Energy Transfer Parterns estaba listo para montar el oleoducto al norte de Standing Rock, los policías despejaron el bloqueo y aventajados por la oportunidad, aseguraron el área permanentemente. Acorralaron a los protectores de agua, bloqueando su acceso a las construcciones cercanas y los trayectos más fáciles para rutas de caravanas a sitios lejanos.

Ilustradas por esta respuesta, los activistas que cierran válvulas de flujo y Jessica y Ruby usaron en sus acciones una iniciativa y sorpresa puras. La policía y seguridad privada tenían pocas oportunidades para detener los ataques imprevisibles a las válvulas. Relativamente, una inversión baja de tiempo y dinero lograron grandes resultados.

Duración de la Acción

Las guerrillas no dependen solamente de ataques sorpresa, pero de una retirada rápida antes de que las fuerzas enemigas se puedan concentrar y revertir el balance de la fuerza relativa. Las caravanas de los protectores de gua de Standing Rock no contaron la opción de retirada, ya que la construcción hubiera iniciado instantáneamente. Obligados a ocupar un terreno, perdieron su ventaja inicial de sorpresa y fueron vulnerables a la llegada de la policía.

De igual forma, los accionistas que cierran válvulas renunciaron a la sorpresa. Después de frenar el flujo de petróleo, cada uno esperó la llegada de la policía y su arresto subsiguiente. Deliberadamente sacrificaron su eficiencia material en búsqueda de una estrategia para aumentar la conciencia. En contraste, Jessica y Ruby, completamente comprometidas con las acciones clandestinas, lograron perfeccionar una táctica relámpago de tan sólo siete minutos la cual maximizó su efectividad.

Fracaso estratégico

Desafortunadamente, todos estos activistas fracasaron al lograr sus objetivos mayores. Sus acercamientos abarcaron desde la suplica para inspirar el ejemplo hasta realizar acciones directas, pero todas estaban contenidas por la estrategia de desgaste. Incluso al lograr el éxito estratégico, no seleccionaron las tácticas y objetivos para maximizar el impacto sistémico. En el mejor de los casos, se conformaron por impactos rápidos de poca escala dirigidos hacia la protesta.

Para maximizar el impacto con recursos limitados, los activistas deben elegir acciones limitadas y guiadas por la estrategia de fallos en cascada. Debemos dejar de actuar de forma simbólica, incluso cuando el objetivo principal sea inspirar a otras personas. Las acrobacias públicas encienden la emoción temporalmente, pero la acción materialmente exitosa anima la resistencia a largo plazo. El éxito multiplica el éxito.

Colectivamente, nuestros cuatro casos de estudio contaban con la mayoría de los elementos para lograr el fallo del sistema con éxito: ataque de cuellos de botella en la infraestructura crítica operativa, ataques relámpago ofensivos y daños a la infraestructura. Pero ninguno combinó todos los elementos. Destaca el hecho de que ninguno actuó de forma tal para generar mayores fallos como resultado del daño inicial. (En contraste, ver nuestra página del caso de estudio de la explosión del oleoducto de Enbridge la cual generó un proceso de fallo en cascada.)

Por supuesto, aquellos que trabajaron en contra de DAPL no buscaban por objetivo el fallo en cascada del sistema; sencillamente querían detener un oleoducto en particular. Limitar el enfoque de esta manera hace que el éxito sea menos probable. En un sentido limitado, intentar detener un proyecto específico limita las tácticas y objetivos a las opciones más predecibles. De forma más general, aunque un oleoducto sea detenido por nuestros esfuerzos, el resto del sistema continúa perpetuando la destrucción de la Tierra como lo ha hecho desde sus inicios. Desacelerar la destrucción no es suficiente; debemos pensar y actuar sistémicamente para detener los ataques del industrialismo.

Comparación sumaria

Activistas Iniciativa y Sorpresa Duración de las Acciones Éxito táctico Éxito estratégico
Movimiento #NoDAPL estático Defensiva Ocupación permanente Bajo Bajo
Movimiento #NoDAPL móvil Ofensiva, esperada Horas Medio Bajo
Activistas que cierran válvulas de lujo Ofensiva, inesperada Horas Alto Bajo
Jessica y Ruby Ofensiva, inesperada Minutos Extremadamente Alto Bajo

Conclusión

Jessica y Ruby fueron, por mucho, las que mayor efectividad material han logrado, en varias órdenes de magnitud. Su táctica de ataque relámpago contra segmentos finalizados del oleoducto DAPL permitieron que tan sólo un dueto impactara la construcción de DAPL en igual magnitud que la totalidad del movimiento #NoDAPL.

Los activistas que cierran válvulas de flujo se adhirieron a muchos de los principios estratégicos. Si hubieran aspirado a las acciones materiales en lugar de las simbólicas, hubieran podido emplear tácticas de ataque relámpago para tener la misma eficiencia que Jessica y Ruby.

\Las caravanas #NoDAPL y clausuras sorpresa han interrumpido efectiva pero temporalmente la construcción de oleoductos, sin embargo las tácticas excluyeron los ataques relámpago. Además, la policía eventualmente detuvo las caravanas en su regreso al punto predecible de origen, Standing Rock.

Para frenar el industrialismo, los activistas deben de cambiar de la estrategia de desgaste al fallo en cascada del sistema. En lugar de intentar debilitar cada proyecto destructivo con diminutos avances, un proyecto a la vez, los activistas deben intervenir para afectar el elemento que desate un efecto dominó. Si este cambio te parece lógico, explora las formas para involucrarte. Ponte en contacto con nosotros si te gustaría unírtenos en el trabajo público de promoción.


*Perfiles de los activistas mencionados en este artículo: *


Apóyanos en nuestro trabajo suscribiéndote a nuestra lista de correo, compartiendo, dando "like" a esta página y siguiéndonos en nuestras redes sociales. Estás en libertad de publicar el artículo bajo la licencia Creative Commons licensed atribuyendo créditos y una liga a la página original.